Pàgina d'inici > Pragmática > LOS ELEMENTOS DE LA SITUACIÓN COMUNICATIVA

LOS ELEMENTOS DE LA SITUACIÓN COMUNICATIVA

Los elementos de la situación comunicativa en Lo verdadero es un momento de lo falso de Lucía Etxebarria

En la tarea de realizar un análisis pragmático de la obra, debemos detenernos en los elementos que configuran la situación en la que se produce el intercambio de información entre los hablantes. Los conceptos de emisor, destinatario, enunciado, contexto, información pragmática, intención y relación social serán los fundamentales en nuestro análisis de la novela de Lucía Etxebarría. Vamos a centrarnos en los fragmentos en cursiva ya que son los que corresponden a los discursos de cada uno de los personajes que aparecen y que van a mantener distintas relaciones sociales con el protagonista de la obra.

A continuación, vamos a caracterizar de manera precisa estos conceptos anteriores que configuran la situación comunicativa en cada uno de los fragmentos en cursiva de los capítulos de la novela. La obra está construida siguiendo un esquema con dos partes diferenciadas: la primera de ellas corresponde a la intervención del narrador que va a explicar diferentes situaciones en las que se encontraba Pumuky, el protagonista, relacionándolo cada vez con un personaje diferente; la segunda parte sigue el capítulo intervenido por el emisor y corresponde a la intervención directa del personaje citado en el capítulo anterior y que tiene una relación especial o conoce alguno de los aspectos interesantes de la vida de Pumuky. Así se irán sucediendo las diferentes partes, y con el conjunto de ellas podemos llegar a conocer al protagonista y las relaciones que mantenía éste con los otros participantes en la obra.

Los fragmentos que vamos a analizar son enunciados que produce cada personaje en forma de monólogo y, como es evidente, toda intervención tiene un principio y un final, de modo que estos dos puntos marcarán también el inicio y el fin de la condición de emisor.

Elementos que configuran la situación comunicativa:

EMISOR: persona que produce intencionalmente una expresión lingüística en un momento dado, ya sea oralmente o por escrito.

- Fragmento en cursiva 1: ROMANO. Amigo íntimo del protagonista; bajista del grupo Sex and Love Addicts. Mantuvo una estrecha relación con Pumuky.

- Fragmento en cursiva 2: OLGA. Mujer ajena al grupo de amigos del protagonista. Tuvo una relación con Romano y después una corta relación con Pumuky.

- Fragmento en cursiva 3: MARIO. Uno de los amigos del protagonista que va a hablarnos de la relación que existe entre el grupo de amigos de la banda musical y del mundo nocturno en el que se desenvuelven.

- Fragmento en cursiva 4: LOLA. Madrastra de Mario; Lola es una mujer joven que mantiene una relación con el Padre de Mario y a la vez, durante un tiempo, también mantiene una relación con el hijo.

- Fragmento en cursiva 5: MARIÉ. Madre de Mario; se trata de una mujer de éxito profesional, escritora.

- Fragmento en cursiva 6: SABINA. Madre de Romano, es psicóloga. Sabina accede a la información más personal de Pumuky gracias a las confesiones que le hace él mismo.

- Fragmento en cursiva 7: IRIA, vecina de Pumuky.

- Fragmento en cursiva 8: SONIA, camarera. Mantuvo una relación con Romano y fue testigo de la relación de Pumuky con Valeria.

- Fragmento en cursiva 9: VALERIA, novia de Romano y después de Pumuky.

- Fragmento en cursiva 10: ROMANO

DESTINATARIO: persona (o personas) a la(s) que el emisor dirige su enunciado y con la(s) que normalmente suele intercambiar su papel en la comunicación de tipo dialogante.

En todos los fragmentos que estamos analizando de la novela, el destinatario es el mismo: será la persona que está interrogando a los diferentes personajes para descubrir las causas verdaderas de la muerte del protagonista – al final de la obra descubriremos que se trata de una mujer –. En las partes en las que habla el narrador, el destinatario se corresponde con los lectores de la obra; pero en los enunciados en cursiva será alguien que está preguntando a cada una de las personas que han incidido en algún modo en la vida de Pumuky (puede identificarse con el lector que está leyendo la obra y que quiere saber qué pasó).

ENUNCIADO:   expresión lingüística que produce el emisor. Desde el punto de vista físico, un enunciado es un estímulo, una modificación del entorno. El  término enunciado se usa específicamente para hacer referencia a un mensaje construido según un código lingüístico. Sus límites están fijados por la dinámica del discurso: cada una de las intervenciones de un emisor es un enunciado;  por tanto, su extensión es paralela a la de la condición de emisor.

Cada fragmento analizado se corresponde a un enunciado emitido por un personaje diferente. Los límites de los enunciados marcan los límites de la condición de emisor de cada personaje. A lo largo de la obra tendremos diez enunciados diferentes emitidos por nueve personajes relacionados con el protagonista. Cada enunciado se corresponde con la expresión lingüística que los personajes van a emitir a la persona que les está interrogando por las causas de la muerte del protagonista; y va a consistir en una defensa del propio personaje que está hablando hacia sí mismo.

CONTEXTO: Es el soporte físico,  el  decorado en el que se realiza la enunciación. Incluye como factores principales las coordenadas de lugar y tiempo.  La situación espacio-temporal es un factor determinante,  influye decisivamente en toda una serie de elecciones gramaticales y queda reflejada habitualmente en la misma forma del enunciado, y constituye uno de los pilares en que se fundamenta su interpretación.

El contexto en los enunciados en cursiva de la novela es un elemento difícilmente analizable. En ninguna de las intervenciones de los personajes se nos especifican las coordenadas de tiempo y de lugar. Sí podemos intuir que se trata de un tiempo después de la muerte del protagonista, ya que los personajes van a hablar de sus interpretaciones de las causas de su muerte, pero no tenemos un lugar y un tiempo delimitados que nos permitan situar el contexto de las enunciaciones con exactitud.

INFORMACIÓN PRAGMÁTICA: conjunto de conocimientos, creencias, supuestos, opiniones y sentimientos de un individuo en un momento cualquiera de la interacción verbal.

En la información pragmática hay una interiorización de la realidad objetiva. No se trata, pues, sólo de conocimientos; la información pragmática comprende todo lo que constituye el universo mental de los personajes, desde lo más subjetivo a las manías más personales de cada uno. Esta información no tiene porque ser radicalmente diferente entre los personajes. Los interlocutores suelen compartir enormes parcelas de información. Conocimientos científicos, las opiniones estereotipadas o la visión del mundo que impone la pertenencia a una determinada cultura.

El lenguaje es una de las parcelas comunes, porque los interlocutores parten del supuesto de que su conocimiento coincide tanto en lo que se refiere al sistema gramatical como en lo relativo a los contenidos semánticos de las unidades que entran en juego.

En los fragmentos analizados sabemos que los interrogados y el interrogador comparten la información común de la muerte de Pumuky, pero lo que desconocen son las causas de ello. El interrogador se comunica con ellos con una intención comunicativa determinada, que será descubrir el grado de implicación de cada personaje en la muerte del protagonista, y a lo largo de la entrevista con cada personaje, éstos y el interrogador irán construyendo una teoría sobre el otro, sobre la información pragmática del otro y sobre lo que se comparte. Al final del libro, el interrogador o los propios lectores serán los encargados se sumar las diferentes informaciones pragmáticas de cada personaje y construirse un esquema de la situación del asesinato para descubrir quién es el responsable de la trágica muerte del protagonista.

INTENCIÓN: relación entre el emisor y su información pragmática, de un lado, y el destinatario y el contexto, del otro. La intención funciona como un principio regulador de la conducta en el sentido de que conduce al hablante a utilizar los medios que considere más idóneos para alcanzar sus fines. El reconocimiento por parte del destinatario de la intención de su interlocutor constituye un paso ineludible en la correcta interpretación de los enunciados. No basta, pues, con comprender los significados de las formas utilizadas, es necesario tratar de descubrir la intención concreta con que fueron elegidas.

El lector o el ‘personaje’ encargado de descubrir las causas verdaderas de la muerte de Pumuky interrogará a los personajes con una intención determinada, que es ésta, la de descubrir cómo murió y quién(es) es responsable de este suceso. Este personaje va a actuar con una determinada actitud consciente y voluntaria para tratar de descubrir qué actitud hay detrás de este acto y cuál es la intencionalidad de los actos y de las decisiones de los personajes.

Los emisores también van a hablar con una determinada actitud; van a actuar sobre el estado de cosas preexistente- ya sea para modificarlo de manera efectiva o ya sea para impedir que se lleve a cabo una modificación previsible-. Los personajes van a responder a lo que el ‘interrogador’ quiere saber por medio de una narración en forma de monólogo en la que van a explicar todos los aspectos que les vinculan al protagonista.

El interrogador va a efectuar la entrevista para conseguir un determinado objetivo: de descubrir quién puede estar relacionado con la muerte de Pumuky; pero los personajes también van a encarar esta situación desde otra actitud: defenderse de toda posible sospecha de su posible participación en la muerte, y también, si han tenido algo que ver con ella, intentar dar las suficientes explicaciones como para que el lector no vea ninguna posible relación entre el personaje en cuestión y la muerte del protagonista. Todos van a actuar bajo una intención que funcionará como un principio regulador de la conducta en el sentido de que conduce al hablante a utilizar los medios que considere más idóneos para alcanzar sus fines.

Por otra parte, también el lector va a tratar de averiguar lo que está oculto en el enunciado del emisor, por lo que el destinatario tratará de reconocer la intención de su interlocutor: no bastará con comprender los significados de las formas, sino que también es necesario tratar de descubrir la intención concreta con que fueron elegidas.

RELACIÓN SOCIAL: relación que existe entre los interlocutores por el mero hecho de pertenecer a una sociedad.  Su papel en la comunicación es fundamental, ya que el emisor construye su enunciado a la medida del destinatario. La relación social impone una serie de selecciones que determinan la forma del enunciado.

Todos los personajes que aparecen en la obra pertenecen a una misma sociedad, por lo que conocen cómo funciona el mundo que les rodea, conocen al protagonista y todos responden a un modelo de vida que tiene muchos puntos en común.

Por medio de las intervenciones de cada personaje, el lector se irá construyendo un esquema de las relaciones que hay entre los personajes y el protagonista; y también encontrará puntos en común entre los diferentes personajes, por lo que al final de la obra, se verá con claridad la relación social que existe entre los personajes y el protagonista, porque, al final, todo lo que aparece en la novela está relacionado -de algún modo, todos los personajes aparecen vinculados unos a otros- y gracias a ello cada lector, según su punto de vista y sus interpretación se la novela, podrá encontrar la solución al enigma de la muerte de Pumuky, y al grado de implicación de los diferentes personajes. La relación social que existe entre ellos permite una mejor percepción de la obra, porque todos viven en la misma sociedad, bajo las mismas costumbres y bajo un modo de vida que tiene muchos aspectos en común.

ROMANO: forma parte del grupo Sex and Love Addicts, por lo que conoce todo el contexto relacionado con la vida que llevan estos jóvenes madrileños. También comparte la información más íntima de la vida personal de Mario y de Pumuky.

OLGA: conoce al grupo y el mundo en el que se mueven los artistas gracias a su trabajo. También es conocedora del comportamiento y del modo de ser de Pumuky, que lo describe como: huérfano, solitario, testigo de la muerte de su madre, maduro pero a la vez inmaduro, infantil, colérico y drogadicto. Cuando ya ha muerto, recibe una carta de él en la que le expresa sus sentimientos.

MARIO: miembro del grupo musical Sex and Love Addicts. Conoce la relación que tuvieron Romano y Pumuky con Olga, como también las otras relaciones sentimentales de sus amigos. Conoce a Pumuky desde la infancia, por lo que accede a la información personal y lo describe como una persona drogadicta, loca y lista. Mario fue quién se lo encontró muerto en el campo.

LOLA: conocerá al protagonista gracias a la relación que tiene Mario, su hijastro, con él. Conoce la faceta del chico alegre, lleno de vida, obsesionado con el escritor Guy Debord; y también conoce la relación de Pumuky y Romano con Valeria.

MARIÉ: del mismo modo que Lola, será testigo del carácter de Pumuky porque es íntimo amigo de su hijo, Mario. Conocerá el lado simpático, preocupado por la moda y listo de Pumuky, pero también aporta información sobre su atracción hacia lo oscuro, como si se tratase de un personaje de novela.

SABINA: ayuda a Pumuky en los malos momentos y conoce su pasado. Habla de él como un chico que necesitaba llamar la atención, de personalidad obsesiva, con una constante necesidad por saltarse las normas, con una fuerte pasión por el riesgo y de personalidad dependiente.

IRIA: por su papel como vecina de Pumuky, conocerá la vida que tuvo con su madre y el problema con las drogas. Sabe que hablaba constantemente del suicidio.

SONIA: conoce a Pumuky gracias a la relación que tuvo ella con su amigo Romano. Es testigo de los malos momentos sentimentales que pasó el protagonista después de su ruptura con Valeria.

VALERIA: accede a la información entre Romano y Pumuky gracias al hecho de haber mantenido una relación sentimental con ambos. Valeria se da cuenta de la asociación que hacía Pumuky de ella con su madre y fue testigo de la obsesión de éste por Romano.

Anna Corts.

Pragmática

Categories:Pragmática
  1. Encara no hi ha comentaris.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: