Inici > Literatura > PUMUKY

PUMUKY

Pumuky

El referente de toda la novela es el personaje de Pumuky, a su alrededor se construye la trama aunque a veces derive hacia contornos periféricos o cercanos. La descripción del cantante coincide en algunos aspectos en todos sus conocidos; por ejemplo, están de acuerdo en que no canta bien, ni tan siquiera tiene oído, pero lo que se desprende de los comentarios finalmente es que transmite fuerza y espectáculo. Es un cantante que no canta bien, hecho bastante esencial para un cantante, aunque, en fin, si comunica algo. Parece que lo único que tiene es buena imagen, es atractivo y guapo, será que es lo único que necesita, como ahora se venden pocos discos, las ganancias han de proceder de los conciertos, por lo tanto la imagen del grupo es fundamental. Por resumir en una palabra al protagonista se podría decir que es un desubicado, con una infancia muy dura, sin progenitores que lo orienten mínimamente, su vida es un caos. Si su vida era puro espectáculo, como se dice en algún pasaje del libro, este no se dirige hacia ningún sitio, se acaba en sí mismo. La verdad es que sería necesario conocer su propia visión de la historia, pero como esto es imposible, nos limitamos a oír a Romano en su última disertación que pone voz a su amigo. Esta alteridad se produce de manera bidireccional, al final uno habla por el otro, pero durante la novela parece que es el cantante el que quiere ser como Romano. Una de las pistas que nos ayudan a conjeturar esta cuestión es el cambio de registro léxico del hablante; como se puede comprobar, el estilo es mucho menos elaborado y el vocabulario claramente vulgar, casi fuera de lugar, característica que correspondería más a la personalidad de Pumuky. Por otra parte, las certezas y la seguridad que se observan en su monólogo, junto con la mención de los sentimientos favorecen esta opinión. Otra de las afirmaciones que se hacen en el libro es la que manifiesta Sabina cuando dice que la conducta adictiva refleja una voluntad de escapar de la realidad, parece que las opiniones que se van configurando se encuentren en la superficie de un embudo y vayan deslizándose hacia el orificio final que se resolverá en un final trágico.

La parte final del libro plantea casi una posible filosofía de vida del protagonista, relacionada con el tema recurrente de la interconexión entre vivencia y creatividad además de algún apunte cinematográfico en frases muy evocadoras.

Luis M.ª López

Categories:Literatura
  1. Encara no hi ha cap comentari.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: