Inici > Pragmática > DEIXIS

DEIXIS

LA DEIXIS EN LA NOVELA

Intentaremos hacer un análisis deíctico de las primeras páginas del libro Lo verdadero es un momento de lo falso. Como no podemos asegurar con todo rigor que la exposición no contiene imprecisiones de algún tipo, ajenas a nuestra voluntad y expresadas desde la ignorancia sobre este capítulo pragmático, ya desde las primeras líneas queremos invitar a Loli para que las subsane antes de ser publicadas o, en todo caso, desde un comentario posterior. Nuestras disculpas por anticipado, aunque reivindicamos las equivocaciones de los estudiantes como parte de nuestra formación.      El primer monólogo-estrevista del libro es el de Romano, en los primeros párrafos descubrimos que se trata del primer emisor porque dice textualmente: «que Pumuky a mi madre la adoraba, siempre lo decía: “Yo es que estoy enamorado de Sabina”». Con esta información situamos el primer punto de anclaje deíctico en el personaje de Romano (centro deíctico). Por otra parte, observamos que se dirige a un usted no explícito, cuyo referente podría ser el autor de la obra si tenemos en cuenta los comentarios que se producen en el texto, en los que los personajes hablan de la persona que quiere escribir la novela y que los está entrevistando a tal efecto. El momento temporal lo situamos tras la muerte de Pumuky que constituye el hecho más importante de la narración, en cuanto al lugar, se puede decir que no se concreta, por lo cual no podemos situar espacialmente la realización de las entrevistas.

Después de ubicarnos mínimamente empezaremos con el análisis con las primeras palabras del bajista del grupo:

«Cuando uno crece se le caen muchos mitos» El hablante utiliza la palabra cuando en este contexto para establecer un momento en el tiempo que podría datarse aproximadamente en su fase de juventud, cuando se empieza a generar pensamiento analítico, ya que todavía son personas de poco más de veinte años. Asimismo, aparecen las palabras uno y le que el emisor pronuncia para hablar de él mismo.

«yo creía…» El deíctico de primera persona nos muestra claramente quién está pronunciando el enunciado.

«después de haber visto muchas cosas…» El adverbio después nos advierte del momento en que el hablante está pronunciando el enunciado y nos sugiere el presente desde el que se contempla el pasado, por lo tanto se trataría de un deíctico temporal.

«que nos enseñaron en el Liceo…» El pronombre nos hace referencia a los tres componentes del grupo que habían estudiado en el Liceo (deíctico personal), como se nos informará más tarde. Si no conociéramos esta información podríamos pensar que se trataba de lo que le enseñaron a Romano y a otros. Podría tratarse de un deíctico catafórico del discurso puesto que la información la conoceremos más tarde.

«por raro que sea el verdadero amor, lo es menos aún que la verdadera amistad…» El pronombre lo nos remite a raro, podría clasificarse como deíctico anafórico.

«dispuestos a pasearnos por ahí…» El pronombre nos hace referencia a los miembros del grupo, y la expresión por ahí se refiere a un lugar indeterminado dentro de la ciudad donde se encuentran.

«o eso le diría a usted mi madre…» Con el deíctico eso el hablante nos remite a una expresión inmediatamente anterior, de esta manera podría tratarse de una deixis del discurso. Además, el uso del pronombre usted nos marca una deixis social, cuando se refiere al que realiza la entrevista.

«les daba miedo lo que había ocurrido…» Este enunciado lo utiliza el hablante para referirse a los amigos ocasionales, usa el pronombre les para hablar de ellos, y lo que había ocurrido para referirse a la muerte de Pumuky en un ejemplo de deixis del discurso.

«cuando tenía veinte años…» Este pensamiento del narrador nos sitúa en la llamada deixis de la fantasía, referida a la memoria o la imaginación pertenece a objetos no presentes en el discurso.

Hemos seleccionado unos pocos ejemplos de los muchos que existen en el texto, como muestra sobre el tema de la deixis. Por ahora lo dejamos en este punto para no aburrir y esperamos no habernos alejado mucho de un análisis acertado.

Luis M.ª López

Categories:Pragmática
  1. Encara no hi ha cap comentari.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: